¿Se puede conseguir un hipoteca con un contrato temporal?

Ahora que las principales entidades financieras han abierto de nuevo el grifo a la concesión de préstamos hipotecarios, intentar conseguir financiación para la compra de una vivienda ya es posible de nuevo pero, ¿para quien?

Pues ésta es quizás la pregunta clave ya que en general los bancos han aprendido del crack inmobiliario del pasado y exigen estabilidad económica para la asunción de un riesgo a largo plazo.

El caso de España…

Datos del pasado

Durante el año 2005, el 38% de las personas hipotecadas en nuestro país tenían un contrato laboral temporal, dato que en la actualidad se reduce al 7,5%.

El ratio préstamo a valor se ha reducido entre el 2006/2016 a un total de 13 puntos porcentuales. Pensemos que de un préstamo a valor medio de aproximadamente el 70% se deduce un comportamiento más que conservador por parte de las entidades de crédito.

Bajos tipos de interés

Por otra parte, los reducidos valores de los tipos de interés ha supuesto un importante descenso en lo que se refiere a la cuota mensual media que ha pasado de unos valores medios en 2017 de 900€ a 350€ al mes.

Funcionarios e indefinidos los más beneficiados

No cabe duda de que al menos en nuestro país los funcionarios y trabajadores con contrato indefinido lo tienen mucho más fácil a la hora de solicitar financiación hipotecaria a largo plazo que los que cuentan con una situación laboral irregular.

La estabilidad laboral prima en la actualidad ya que el cobro de una indemnización y el derecho a una prestación en caso de despido son garantías de cobro para las entidades bancarias.

¿Significa esto que los autónomos, interinos o contratados por obra no pueden solicitar una hipoteca?

No exactamente, pero sí se les exigirán muchos más requisitos que a los anteriores.

Los autónomos…

Si un autónomo acude a una entidad financiera en busca de un préstamo hipotecario en la actualidad es posible que lo consiga, pero para ello tendrá que aportar al menos un 30% del valor de tasación de la vivienda además de alguna que otra garantía.

Para que nos hagamos una idea, a un trabajador indefinido o funcionario, los bancos le están exigiendo un aporte de fondos propios de aproximadamente un 20%.

Además en el caso de los autónomos tendrán que demostrar que están al día con respecto a los pagos de IVA, IRPF y cuotas de la Seguridad Social. Cualquier incidencia por mínima que sea en este aspecto podría ser un motivo más que suficiente para su denegación.

 

 

¿Y qué ocurre con los interinos?

La realidad es que vivimos en un país donde los contratos de interinidad abundan y además pueden convertirse en eternos habiendo trabajadores que se jubilan en una situación como esta.

Este es una de las causas por las que no se debe generalizar y desde Créditoh!, apostamos por la personalización de cada caso concreto a través de un asesoramiento profesional realizando un análisis individual.

¿Es la situación hipotecaria tan conservadora fuera de España?

Pues depende de hacia donde miremos. En países europeos vecinos cómo Portugal, Bélgica u Holanda la concesión de una hipoteca a trabajadores con contratos temporales sí es posible aunque en el primero es obligatoria la existencia de avalistas y en los dos segundos además de la estabilidad laboral, entran otros factores en juego como la trayectoria profesional y su continuidad. No será lo mismo una persona que lleve los últimos 10 años trabajando de forma continuada aunque sea en diferentes empresas que otra que solo lo haya hecho dos años de diez.

Fuera de Europa…

En países como EEUU, Australia, Japón o México sí es posible conceder hipotecas a personas con contrato temporal aunque siempre con más miramientos que con otras que presenten más estabilidad.

México

Uno de los factores que se valoran a parte de la estabilidad laboral, es la cantidad salarial percibida en el momento de la solicitud del préstamo.

Japón

Sí se conceden préstamos hipotecarios a trabajadores con contratos temporales sin embargo las condiciones son my estrictas. Algunas de ellas implican contar con la nacionalidad japonesa, tener un buen historial de crédito, no aparecer en ningún archivo de morosidad y al menos en los últimos tres años no haber vivido una situación de desempleo.

Otro de los requisitos es poder contratar un seguro de vida con la entidad con la que se firme la hipoteca.

El caso Australiano

También es bastante exigente. Realizan un análisis exhaustivo de la trayectoria de ingresos de los solicitantes en el último año. También valoran mucho el tipo de contratación que se tenga y las posibilidades de permanencia en el puesto de trabajo. Por ejemplo personas que trabajen para empresas de trabajo temporal no serán buenas candidatas a un préstamo hipotecario.

Otro de los aspectos en los que se fijan las entidades bancarias es en el importe que va a necesitar la persona para comprar la vivienda en función del valor de tasación.

En definitiva nos encontramos en uno de los países mía conservadores a la hora de conceder un préstamo hipotecario por ello el asesoramiento personalizado por parte de profesionales se hace imprescindible para conocer las posibilidades individuales.

¿Crees que eres un buen candidato para la concesión de una hipoteca?  En Creditoh.com  analizamos tu caso

Newsletter

Apúntate y recibe nuestras noticias.
* Campo obligatorio